Bricoidea: bolsillos en la cortina de la ducha

Hoy os traigo una idea perfecta para los cuartos de baño o pequeños aseos con problemas de espacio. Si no sabemos dónde poner el champú, el gel o los accesorios de ducha más habituales, podemos echar mano de la idea que proponen (y comercializan) desde Wintercheck Factory y añadir algún que otro bolsillo a la cortina para aliviar un poco el espacio. Es una “bricoidea” muy sencilla, y muy práctica.

Podemos incorporar bolsillos con el tamaño habitual de los botes, o tiras que nos servirán de colgadores para toallas o esponjas, algunas más pequeñas para colocar cuchillas de afeitar o incluso el cepillo de dientes.

Lo que sí debemos tener en cuenta, es que la tela de la cortina sea lo suficientemente resistente para aguantar el peso que planeamos incorporarle, y repartirlo correctamente en la superficie para que quede equilibrado, y sin sobrecargarlo demasiado, claro. A partir de ahí, nuestras necesidades determinarán la composición, nuestra imaginación su originalidad y nuestra maña el acabado!

Deja un comentario

Carrito de compra
Ir arriba